El famoso productor Michael Bay, luego de escribir toda la saga sobre Transformer, deja a un lado la ciencia ficción y se va por lo mas real en una historia sobre soldados estadounidenses que protegen a la embajada de los estados unidos  en Libia en donde un grupo insurgente los ataca con todo su arsenal y solo trece soldados se interpondrán para evitar la muerte casi segura de el personal de dicha embajada. Se trata de la novela de Mitchell Zuckoff titulada trece horas: Los soldados de Bengasi donde nos relata todas las complicaciones y sobre toda las penurias que tuvieron que pasar estas valientes personas sin la ayuda de otros componentes de la armada estadounidense.

Como conocemos, los que leen un poco más aparte de farándula, fue un once de septiembre del año 2012, recordando un año más de los ataques a las torres gemelas que causo tanto pánico entre todos los habitantes de New York, además del ataque al pentágono, en donde murieron mas de un centenar de personas. Pero esta vez se quería repetir la historia que a pesar de todos los esfuerzos realizados, los rebeldes pudieron acabar con la vida del embajador y de otros tres integrantes de la embajada que pudo ser peor, pero gracias a la astucia de estos soldados lograron detener a casi un ejército armados hasta los dientes para que las bajas fueron menos de lo esperado. Veamos un poco más sobre la película.

Una posible súper producción.

Ya con el pasar del tiempo vemos que las ideas en Hollywood se van acabando y escoger relatos o nóvelas sobre hechos ocurridos en la vida real. Algunos son acertados y otro no tanto pero al parecer este es un punto a favor de las producciones que gracias de la mano del productor Bay se obtuvo un largometraje lleno de mucha acción, emociones y sentimientos encontrados entre cada uno de sus protagonistas. Resalta el buen manejo que se pudo observar detrás de las cámaras y lo exagerado que pudo ser algunas escenas, ya que muchas veces las películas no van con el libro en donde sacaron la idea, la verdad les digo que no son exageradas porque esa noche fue todo un infierno, solo basta con conocer alguno de las personas que vivieron en carne propia este suceso y podrán corroborar lo que se reflejó en la cinta.

Y no solo esto es lo mas resaltante sino también que los supuestos soldados no son expertos en el campo bélico sino que son personas contratadas por la CIA para realizar otras labores y que se encuentran envueltos en esta batalla por la recesión económica que vivió los Estados Unidos en esa época. Debido además de la controversia que trajo en su estreno alrededor del mundo ya están hablando los críticos, sobre todo políticos, que no se debió estrenar este largometraje en plena carrera presidencial sobre todo siendo la mas afectada Hilary Clinton ya que en ese año realizaba funciones como secretaria de estado y al parecer fue una de las responsables de dejar la embajada sin ninguna protección de por medio sabiendo de la peligrosidad de la zona, cosa que el magante Donald Trump ha tenido a favor, pero eso es tema para otro tipo de articulo.

Igualmente es una gran producción para los amantes de la acción y de la adrenalina, que nos podrá dejar encantados y eufóricos por todo lo que sucederá en la gran pantalla luego de admirar dicho relato.

soldiers-311384_640

Un poco más del Director.

Para Michael Bay viene siendo su duodécima producción para este famoso estadounidense recordando que estuvo detrás de cámaras en las películas Armageddon, Pearld Habor y la isla y cómo podemos ver es un productor especialista de las películas de acción y para el no es extraño realizar este tipo de producción sobre guerras y esas cosas que tanto entretienen al público. Ya solo con ese aporte que nos da Michael es más que razón suficiente para ir al cine y disfrutar de las 13 Horas. No te arrepentirás.